• AI:


    Hello human, I am a GPT powered AI chat bot. Ask me anything!


Gathering thoughts ...







Pregunta: “�Qu� significa N�meros 32:23 cuando dice: “y sabed que vuestro pecado os alcanzar�?”

Respuesta:

Top Readz Avatar


topreadz.com/Espanol


Pregunta: “�Qu� significa N�meros 32:23 cuando dice: “y sabed que vuestro pecado os alcanzar�?”

Respuesta:
N�meros 32:23 dice: “y sabed que vuestro pecado os alcanzar�”. Esta es una advertencia que puede sonar extra�a, especialmente si se lee de forma aislada. As� que vamos a revisar su contexto, especialmente todo el cap�tulo de N�meros 32, y luego veremos qu� m�s tiene que decir la Biblia sobre el tema de que nuestro pecado nos �alcanzar�”.

La afirmaci�n “y sabed que vuestro pecado os alcanzar�” se ubica en la culminaci�n del �xodo de Israel de Egipto. Despu�s de divagar en el desierto durante 40 a�os, las tribus de Israel se preparaban finalmente para cruzar el r�o Jord�n hacia la Tierra Prometida. Los hombres en edad militar de las doce tribus deb�an ayudar a cada una de ellas a conquistar el territorio que les hab�a sido asignado, una tarea que implicar�a mucho tiempo y dificultades.

Antes de que los israelitas cruzaran el Jord�n, las tribus de Gad y Rub�n manifestaron que les gustaba estar donde estaban, al este del Jord�n. La tierra all� era ideal para la cr�a de ganado (N�meros 32:1), y los l�deres de esas tribus acudieron a Mois�s para pedirle permiso para establecerse en el lado oriental, y no en Cana�n. Al principio Mois�s dijo “no”: “�Ir�n vuestros hermanos a la guerra, y vosotros os quedar�is aqu�?” (vers�culo 6). Luego les acus� de no querer entrar en la Tierra Prometida, como hab�a hecho la generaci�n anterior: “As� hicieron vuestros padres” (vers�culo 8). Y les record� que fue este mismo pecado el que hizo que la ira del Se�or se encendiera contra ellos durante 40 a�os, y les advirti� que se arriesgaban a traer de nuevo la destrucci�n a toda la naci�n (vers�culos 13-15).

Sin embargo, Gad y Rub�n ten�an una intenci�n diferente, tal y como explicaron. Preguntaron a Mois�s si pod�an dejar sus reba�os y familias en los asentamientos mientras los hombres se armaban y se iban a la guerra en Cana�n. Tras asegurarles que no iban a abandonar a sus compa�eros israelitas, Mois�s accedi� a su petici�n. Les dijo que deb�an luchar hasta que dominaran la tierra, y s�lo entonces podr�an regresar a sus tierras al este del Jord�n. Luego Mois�s a�adi� la advertencia: “Mas si as� no lo hac�is, he aqu� habr�is pecado ante el Se�or; y sabed que vuestro pecado os alcanzar�” (N�meros 32:23).

Cuando Mois�s dijo: “sabed que vuestro pecado os alcanzar�”, no quiso decir: “Todo el mundo descubrir� vuestro pecado”. Si las tribus transjordanas no cumpl�an su promesa, ser�a un pecado contra el Se�or y contra toda la naci�n, y su pecado ser�a obvio para todos. En cambio, la advertencia de Mois�s de que pod�an estar seguros de que su pecado los alcanzar�a revela la extra�a pero verdadera naturaleza del pecado.

En diferentes lugares de la Biblia, se describe el pecado como si fuera un ser viviente con una mente y una voluntad propias. Dios advierte en tono po�tico a Ca�n que “el pecado est� a la puerta; con todo esto, a ti ser� su deseo, y t� te ense�orear�s de �l” (G�nesis 4:7). Santiago explica c�mo, en sentido figurado, alguien “de su propia concupiscencia es atra�do y seducido. Entonces la concupiscencia, despu�s que ha concebido, da a luz el pecado; y el pecado, siendo consumado, da a luz la muerte” (Santiago 1:14-15). Pablo, en Romanos 7:14-25, describe el pecado como si fuera un ser que vive dentro de �l, esclaviz�ndolo contra su voluntad y haci�ndole hacer lo que �l mismo odia y condena: “Y si hago lo que no quiero, ya no lo hago yo, sino el pecado que mora en m�” (vers�culo 20).

En la afirmaci�n “y sabed que vuestro pecado os alcanzar�” se revela el misterio del pecado. La naturaleza del pecado es tal que, ya sea que otros descubran tu pecado o no, tu pecado te “alcanzar�”. No puedes huir de las consecuencias. El pecado lleva en s� mismo el poder de retribuir al pecador, y la retribuci�n del pecado es el infierno. Ni siquiera pienses en incurrir en el pecado. No puedes domarlo, dejarlo atr�s, ni librarte de �l. No importa cu�n seguro creas estar, si eres un pecador, tu pecado te alcanzar�.

La advertencia de Mois�s a las tribus de Israel, “y sabed que vuestro pecado os alcanzar�”, tiene su eco en Pablo: “No os enga��is; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso tambi�n segar�. Porque el que siembra para su carne, de la carne segar� corrupci�n; mas el que siembra para el Esp�ritu, del Esp�ritu segar� vida eterna” (G�latas 6:7-8). La �nica manera de escapar de las consecuencias del pecado es ser perdonado de tu pecado por la fe en la muerte y resurrecci�n de Cristo (Romanos 10:9; 1 Juan 2:2; Apocalipsis 1:5).

©

Tagged in :

Top Readz Avatar

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Alexa Liv

1.5M Followers

Check out our new font generatorand level up your social bios. Need more? Head over to Glyphy for all the fancy fonts and cool symbols you could ever imagine.

Latest Posts

Categories