• AI:


    Hello human, I am a GPT powered AI chat bot. Ask me anything!


Gathering thoughts ...







Pregunta: “�Qu� es el sacrilegio? �Qu� significa ser sacr�lego?”

Respuesta:

Top Readz Avatar


topreadz.com/Espanol


Pregunta: “�Qu� es el sacrilegio? �Qu� significa ser sacr�lego?”

Respuesta:
El sacrilegio es la irreverencia hacia una persona, lugar o cosa sagrada. El sacrilegio ocurre cuando una persona a prop�sito hace mal uso de un objeto consagrado, profana un lugar santo o habla de manera irreverente de algo relacionado con Dios o la religi�n. La palabra tiene ra�ces latinas: sacer (“sagrado”) y legere (“robar”). Al principio, el t�rmino sacrilegio se refer�a probablemente a los actos de los ladrones de tumbas que las profanaban, aunque ahora se refiere a cualquier “robo” de lo sagrado de un lugar, objeto o persona religiosa.

El rey Belsasar de Babilonia cometi� un sacrilegio en un banquete: “Entonces fueron tra�dos los vasos de oro que hab�an tra�do del templo de la casa de Dios que estaba en Jerusal�n, y bebieron en ellos el rey y sus pr�ncipes, sus mujeres y sus concubinas. Bebieron vino, y alabaron a los dioses de oro y de plata, de bronce, de hierro, de madera y de piedra” (Daniel 5:3-4). Este fue uno de los �ltimos actos de Belsasar, pues fue asesinado esa misma noche (vers�culo 30).

Nadab y Abi�, dos hijos de Aar�n, cometieron sacrilegio cuando “ofrecieron delante del Se�or fuego extra�o, que �l nunca les mand�” (Lev�tico 10:1). El mal uso de su oficio sagrado result� en una tragedia: “Y sali� fuego de delante del Se�or y los quem�, y murieron delante del Se�or” (vers�culo 2). Obviamente, Dios considera que el sacrilegio es una ofensa grave.

El tabern�culo (y, posteriormente, el templo) en el Antiguo Testamento era el lugar donde Dios se reun�a con su pueblo. El templo y todo lo que conten�a – el arca del pacto, por ejemplo – estaba rociado con la sangre de un sacrificio sagrado y, por lo tanto, estaba reservado para Dios. S�lo los sacerdotes, que tambi�n estaban consagrados al Se�or para el servicio, pod�an entrar en el tabern�culo. Dios mataba a cualquiera que profanara el tabern�culo o los objetos sagrados (N�meros 16:1-40; 2 Samuel 6:6-7). El Lugar Sant�simo estaba separado del resto del tabern�culo por una gruesa cortina y s�lo se pod�a entrar en �l una vez al a�o, cuando el sumo sacerdote ofrec�a un sacrificio de sangre por los pecados del pueblo. Una de las lecciones del tabern�culo era que Dios es santo y nosotros no, y no nos atrevemos a cometer sacrilegio contra �l.

Jes�s advirti� a los fariseos contra su pr�ctica de sacrilegio de hacer juramentos a la ligera. En sus juramentos, los fariseos trataban de hacer distinciones entre el templo y el oro en el tesoro del templo (siendo este �ltimo m�s santo desde su punto de vista) y entre el altar y la ofrenda en el altar (siendo esta �ltima m�s sagrada desde su punto de vista). Jes�s ense�� que el templo y todo lo que se asociaba a �l estaba en �ltima instancia consagrado a Dios, de modo que cualquier juramento hecho sobre cualquier parte del templo ten�a valor obligatorio ante Dios (Mateo 23:16-22).

Una de las formas m�s comunes de sacrilegio hoy en d�a es la profanaci�n del santo nombre de Dios y del nombre de nuestro Se�or Jes�s. Esto es una violaci�n directa de �xodo 20:7, “No tomar�s el nombre del Se�or tu Dios en vano; porque no dar� por inocente el Se�or al que tomare su nombre en vano” (cf. Salmo 139:20). El Nuevo Testamento proh�be toda “palabra corrompida” (Efesios 4:29), lo cual incluye ciertamente el uso del nombre de Dios como si fuera una palabrota.

Aunque algunas iglesias de hoy tienen santos y elementos “santos”, no hay ninguna raz�n b�blica para elevar a una persona, lugar o elemento como m�s “sagrado” que otro. Todos los creyentes, no s�lo unos pocos, est�n siendo “edificados como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo” (1 Pedro 2:5). El templo del Antiguo Testamento ha desaparecido, y ahora somos “el edificio de Dios” (1 Corintios 3:9). Pablo pregunta a los creyentes: “�No sab�is que sois templo de Dios, y que el Esp�ritu de Dios mora en vosotros?” (vers�culo 16). Si hoy en d�a alguien pinta con spray blasfemias en la fachada de una iglesia, es un acto de sacrilegio, pero no porque la madera y la piedra del edificio sean sagradas. La intenci�n del blasfemo es faltar al respeto a Dios, y dirige su acci�n a una representaci�n accesible y tangible de Dios, en su mente. Esa intenci�n es lo que hace que el vandalismo sea un sacrilegio, y Dios ve el coraz�n.

Incluso los sistemas religiosos pueden promover el sacrilegio, si “roban” la santidad de Dios y la aplican a personas o cosas. Las iglesias que canonizan a personajes b�blicos o hist�ricos, rezan a los santos, ordenan la adoraci�n de im�genes o reliquias, o fomentan la reverencia hacia los objetos f�sicos, son culpables de sacrilegio. Las personas a las que Dios ha utilizado deben ser respetadas y se debe aprender de ellas, pero siguen siendo pecadores salvados por la gracia. Los objetos f�sicos pueden tener un significado hist�rico o un significado como s�mbolos religiosos, pero nunca hay que arrodillarse ante ellos, rezarles o buscarlos como medio para obtener la gracia.

©

Tagged in :

Top Readz Avatar

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Alexa Liv

1.5M Followers

Check out our new font generatorand level up your social bios. Need more? Head over to Glyphy for all the fancy fonts and cool symbols you could ever imagine.

Latest Posts

Categories