Pregunta: “�Cu�l es el significado y la importancia de la corona de espinas?”

Respuesta:


topreadz.com/Espanol


Pregunta: “�Cu�l es el significado y la importancia de la corona de espinas?”

Respuesta:
Despu�s de los azotes que fueron posteriores a los falsos juicios, y antes de que �l fuera crucificado, los soldados romanos “pusieron sobre su cabeza una corona tejida de espinas, y una ca�a en su mano derecha, e hincando la rodilla delante de �l, le escarnec�an, diciendo: �Salve, rey de los jud�os!” (Mateo 27:29; ver tambi�n Juan 19:2-5). Mientras que una corona de espinas ser�a sumamente dolorosa, la corona de espinas tuvo que ver m�s con una burla que con el dolor. Aqu� estaba el “rey de los jud�os” siendo golpeado, escupido e insultado supuestamente por soldados romanos de bajo rango. La corona de espinas fue la culminaci�n de su burla, tomando una corona como s�mbolo de realeza y de majestad, y convirti�ndola en algo doloroso y degradante.

Para los cristianos, la corona de espinas es un recordatorio de dos cosas: (1) Jes�s fue y efectivamente es un rey. Un d�a, todo el universo se inclinar� a Jes�s como el “Rey de reyes y Se�or de se�ores” (Apocalipsis 19:16). Lo que los soldados romanos pensaron como una burla, fue en realidad la imagen de dos funciones de Cristo. Primera: la del siervo sufrido (Isa�as 53), y segunda, la del rey mes�as conquistador (Apocalipsis 19). (2) Jes�s estaba dispuesto a soportar el dolor, los insultos y la verg�enza, todo por culpa nuestra. La corona de espinas y el sufrimiento que padeci� ya se han ido, y ahora Jes�s ha recibido la corona que solo �l es digno de recibir. �Pero vemos a aquel que fue hecho un poco menor que los �ngeles, a Jes�s, coronado de gloria y de honra, a causa del padecimiento de la muerte, para que por la gracia de Dios gustase la muerte por todos� (Hebreos 2:9, �nfasis a�adido).

Hay adem�s un simbolismo plasmado en la corona de espinas. Cuando Ad�n y Eva pecaron, trayendo el mal y la maldici�n al mundo, parte de la maldici�n que recay� sobre la humanidad fue ��maldita ser� la tierra por tu causa; con dolor comer�s de ella todos los d�as de tu vida. Espinos y cardos te producirᅔ (G�nesis 3:17-18, �nfasis a�adido). Los soldados romanos, sin saberlo tomaron un objeto de la maldici�n y lo ajustaron como una corona para aquel que nos liberar�a de esa maldici�n. “Cristo nos redimi� de la maldici�n de la ley, hecho por nosotros maldici�n (porque est� escrito: Maldito todo el que es colgado en un madero” (G�latas 3:13). Cristo, en su perfecto sacrificio de expiaci�n, nos liber� de la maldici�n del pecado, la cual se simboliza con una espina. Destinada para ser una burla, la corona de espinas en efecto fue un excelente s�mbolo para manifestar qui�n es Jes�s y lo que �l vino a cumplir.

©

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to Top